¿CÓMO CONVERTIR UNA CASA EN UNA SMARTHOME?

DESCUBRE QUÉ NECESITAS PARA HACER UNA CASA INTELIGENTE

La tecnología evoluciona tanto que hoy en día nuestras viviendas se han convertido en hogares inteligentes. Desde hace unos años, muchas casas cuentan con televisores o altavoces inteligentes desde los que se pueden manejar las luces, las persianas o los enchufes a través del asistente por voz. A pesar de que más o menos tenemos el precio de los dos aparatos en la cabeza, ¿se puede tener una smart home low cost? La respuesta depende de las herramientas que incorpores, aunque te recomendamos que lo primero que incluyas sea un altavoz inteligente como Google Home Mini o Amazon Echo Dot.

Lo cierto es que muchos de los dispositivos inteligentes con los que puedes crear tu Smart home son más caros que sus versiones no smart, sobre todo en lo artículos de alta gama o con un diseño más pulido. Desde hace unos años, es posible encontrar en el mercado aparatos con un precio más reducido y que cuentan con las funciones básicas del modelo inteligente.

Cerraduras, timbres, cámaras de vigilancia, enchufes, sistemas de alarma, bombillas, altavoces, televisores, estores, persianas (…) Así podríamos seguir hasta un largo etcétera desvelando qué opciones podemos encontrar en el mercado que permita dotar de esa inteligencia artificial a nuestro hogar. ¿Cuál es el beneficio principal? Sin lugar a dudas, la comodidad para el usuario, que es capaz de controlar su casa desde su teléfono móvil o con la voz.

Controla tu consumo con enchufes inteligentes

Uno de los portales de referencia para las compras a través de la Red es Amazon. Estos grandes almacenes han hecho más fácil encontrar, por ejemplo, enchufes inteligentes. Entre los enchufes inteligentes hay dos grandes diferencias:

  • Incorporan WiFi: estos modelos hacen que sea posible gestionar cualquier aparato conectado al enchufe a través de un smartphone. Ya se han quedado un poco obsoletos.
  • Tienen asistente de voz como Alexa o Google Home: son los dispositivos más habituales. Permiten encender o apagar el enchufe a través de comandos de voz y con el smartphone.

Entre las grandes ventajas de los enchufes eléctricos está que hace más fácil controlar el consumo eléctrico a tiempo real y sin tener que esperar a la factura. De hecho, estos dispositivos se pueden programar para evitar que por la noche se quede algún electrodoméstico o aparato encendido.
Podemos encontrarlos por hasta más de 100 euros, o por apenas 20, como el enchufe TP-Link HS110. Este y el modelo 110 están homologados por Amazon y se pueden configurar fácilmente desde Alexa o Google Home.

Sistemas inteligentes de seguridad para casa

La seguridad es de los aspectos que se suelen poner encima de la mesa a la hora de apostar o no por una smarthome. Los primeros sistemas domóticos se enfocaron en la protección de las casas, pero a día de hoy son más comunes. Entre los sistemas de seguridad inteligente más habituales encontramos los sistemas de alarma, las cámaras de vigilancia o las cerraduras inteligentes.

Aunque es recomendable a veces no escatimar en gastos en materia de seguridad, lo cierto es que el baremo de precios (y prestaciones) también es amplio. Un control inteligente de accesos podría incluso gestionar y conocer quién puede entrar y salir desde casa desde nuestro smartphone.
Existen modelos de cerraduras inteligentes como la Eqiva 142950 A0, cuyo coste ronda los 55 euros en Amazon, y que se convierte en la llave a nuestro hogar. Para entrar o cerrar la puerta, hay que usar una aplicación gratuita de Android, iOS o Windows que se puede conectar con hasta ocho teléfonos diferentes.

También en materia de seguridad para el hogar nos encontramos con dispositivos altamente competentes por su relación calidad precio. El primero que destacamos es el sistema de alarma de Xiaomi. Se trata de una alarma con sensores (dos en movimiento, dos en puerta y ventanas y un interruptor junto a otro receptor con iluminación RGB) que hacen disparar las alarmas en caso de que alguien entra a casa y no desactive el sistema. Su precio ronda los 80 euros, aunque es posible encontrarlo más barato.

Algo más económico, unos 30 aproximadamente, encontramos en Internet en portales especializados cámaras de vigilancia tanto para interior como para exterior. Estos sistemas se conectan al WiFi de casa y te permiten ver en tiempo real la señal donde estés. Algunos modelos – no todos- incorporan tarjeta microSD para poder almacenar esos documentos.

Iluminación inteligente

El poder controlar la iluminación desde casa sin los ya clásicos interruptores o comprendiendo el consumo de cada bombilla es una realidad desde hace años atrás. Existen varios sistemas de iluminación inteligentes, aunque nosotros destacamos dos:

  • Las bombillas inteligentes: se trata de bombillas que se conectan al WiFi y se pueden encender o apagar a través del smartphone o con un asistente de voz. Existen varias marcas que están desarrollando su tecnología hacia estas opciones, entre las que destaca Xiaomi en un proyecto conjunto con Philips. Estas bombillas valen menos de 10 euros y son compatibles con los principales asistentes virtuales.
  • Los estores o persianas inteligentes: Una de las empresas que más avances ha hecho al respecto es Ikea. Sus últimos modelos permiten la configuración mediante un asistente de voz, compatible con Alexa o Google Home. Por ejemplo, el estor Fyrtur es un modelo opaco que funciona a pilas y que se puede activar también desde el smartphone a través de la aplicación de Ikea. Su precio es de 109 euros y está disponible en distintos colores y tamaños.

¿Es fácil configurar una smarthome?

A priori, configurar una smarthome puede resultar algo complejo. Sin embargo, cada vez los dispositivos son más sencillos y su instalación, más intuitiva. Aunque sí es verdad que no es lo mismo poner una bombilla que un termostato inteligente o un sistema de seguridad.

Nuestro consejo es que, a no ser que seas un buen manitas, te dejes ayudar por profesionales para instalar los sistemas más complejos. Si crees que puedes apañarte, podrás encontrar un montón de tutoriales en internet que te ayudarán a dejar el sistema a punto.

¿Sale rentable convertir tu casa en una Smart home?

La respuesta depende en el uso que le vayas a dar. Como norma general, los aparatos inteligentes son más caros que los modelos que no se conectan a la red. En algunos casos, como en el de los televisores, las diferencias pueden ser de unos 100 o 200 euros. La inversión es menor si pretendemos instalar una bombilla o un enchufe inteligente.

Si la transición se hace poco a poco, puede resultar más económica, sobre todo porque evitarás instalar dispositivos que no vas a usar. Te recomendamos probar con la televisión o los altavoces inteligentes y luego, dar el salto a otros factores como la iluminación y, por último, la seguridad.

*En estos artículos encontrarás productos y servicios que se pueden comprar a través de internet. Por cada compra que realices a través de los enlaces del texto, Descuentos Ideal recibirá una comisión.