¿CUÁL ES LA MEJOR CAFETERA PARA CASA?

UN CAFÉ EN CASA TAN BUENO COMO EL DEL BAR

Desde tiempo inmemoriales el café se ha convertido en nuestro mejor aliado para afrontar con energía nuestro día a día. En estas fechas, donde se pasan las horas del día en casa con motivo del confinamiento, el café no abandona a nadie y, menos a quienes trabajan desde casa. Hay quienes optan por métodos tradicionales para su elaboración y quienes se decantan por medios más innovadores. Hoy analizaremos cuál es la mejor cafetera que puedes tener en casa.

Si tienes pensado adquirir uno de estos aparatos, deberías conocer cuales son las mejores cafeteras en el mercado. Lo que a priori puede ser una tarea sencilla esconde otra realidad bien distinta: que no lo es. Hoy en día, el mercado nos brinda una gran variedad de modelos: cafeteras italianas, francesas, de cápsulas o de expresso. Cada una de ellas tiene unas ventajas y unos inconvenientes. Vamos a profundizar en ello.

Los pros y los contras de las cafeteras de cápsulas

A la hora de decidirse por una u otra cafetera, hoy cuentan con una posición privilegiada las cafeteras de cápsulas. Este modelo ha evolucionado mucho desde su llegada al mercado. Poco los problemas relacionados con la compatibilidad de las cápsulas han desaparecido, haciendo que esta opción de tomar café sea un poco más económica.

Dos de las mayores ventajas de las cafeteras de cápsulas son la rapidez y la facilidad de uso (tan sencillo como rellenar el depósito de agua, abrir el compartimento, introducir la cápsula, esperar a que se ponga el sistema en marcha y accionar el botón). Además, limpiarlas es muy sencillo, ofrecen un producto de calidad y dan más opciones que las del propio café. Puedes hacer chocolate o té en tu cafetera de cápsula y disfrutarlo en casa.

Pero aunque todo pinte color de rosa, lo cierto es que las cafeteras de cápsulas tienen una serie de inconvenientes. Uno de ellos es la elevada cantidad de residuos que genera, ya que muchas de las cápsulas están elaboradas de aluminio y plástico. Las tareas de reciclaje se complican, aunque ya compañías como Nestlé o Nespresso ha puesto en marcha programas para recogida y reciclaje de estas cápsulas. En caso de no tener un punto de recogida de cápsulas cercano, se pueden llevar a un punto limpio.

Estas cafeteras de cápsulas tienen unos precios muy variados. Hoy el mercado nos brinda oportunidades que oscilan desde los 18 euros aproximadamente y los más de 2.000 euros. Las primeras, son modelos más básicos mientras que otros son más exclusivos, llegando a ser pensados para ser enclaustrados en una cocina de diseño. Entre los inconvenientes también destacamos el coste de las cápsulas, aunque el mercado contempla posibilidades que se adaptan a todas las cafeteras, algo que también dependerá del dispositivo adquirido. Por ello recuerden: la compatibilidad es un factor clave.

¿Qué cápsulas son mejores y cuáles salen más rentables? Nespresso vs Dolce Gusto

Al igual que sucede con las cafeteras, hoy en día el mercado también contempla un sinfín de oportunidades en lo que a cápsulas se refiere. Las más utilizadas y conocidas son las de Nespresso y Dolce Gusto.

Nespresso ofrece una variedad muy amplia de café. Sus cápsulas están pensadas para ese público exclusivo que precisa de un café más intenso. Tal es así que las propias cápsulas de Nespresso tienen un canal de venta muy preciso, aunque sus cafeteras son compatibles con otras de diferentes fabricantes. Sin embargo, una desventaja es que los amantes del café con leche deben prepararse el líquido lácteo por separado.

En lo que respecta a las cápsulas de Dolce Gusto, la gran ventaja es precisamente esa: la modalidad del café con leche. También ofrecen opciones como café cappuccino, chocolate, té o Nesquik, entre otros. Al igual que ocurre con su competencia, los grandes almacenes y muchas marcas de café han adaptado sus productos también a estas cafeteras.

En cuanto al precio, existe una pequeña diferencia entre las de marca. Las cápsulas Dolce Gusto tienen un precio más económico (0,311 euros por cápsula) que las de Nespresso (0,36 euros por cápsula).

Otros tipos de cafeteras

Ventajas e inconvenientes de las cafeteras espresso

Otra opción son las cafeteras de tipo espresso, también conocidas como express. Son las más habituales en bares y restaurantes, aunque existen modelos más pequeños para su uso doméstico. Si eres un amante del café tradicional, esta opción puede despertar un especial interés. Entre los modelos a la venta, se encuentran los puramente manuales -más tradicionales- o las automáticas, un poco más avanzados.

Una de las grandes ventajas de este tipo de cafeteras es la calidad del café y la capacidad para preparar una o dos tazas de café a la vez. Si en casa se lleva a cabo un consumo notorio de café, es el modelo es el más recomendable. Ofrece un café cremoso e intenso.

Entre sus inconvenientes destaca que requiere más tiempo y trabajo para tener el café. También resalta su tamaño, aunque algunos modelos pueden ser pequeños, por lo general abultan más que las cafeteras de cápsulas. El precio es otro factor a tener en cuenta. Se pueden encontrar opciones sencillas por algo menos de 100 euros, pudiéndose incrementar hasta los 1800 euros para un modelo doméstico.

Cafeteras italianas: pros y contras

Si buscas una cafetera sencilla, tradicional y fácil de usar, siempre está la opción de optar por una cafetera italiana. El mercado da cabida a varios tipos de cafeteras italianas dependiendo del material del que estén hechas o el tipo de cocina en el que se pueden usar. Pueden ser de inducción, eléctricas o de acero inoxidable.

Estas cafeteras son económicas y versátiles, ocupan un espacio reducido y son capaces de producir un café de muy buena calidad, con cuerpo e intensidad. Además, se adaptan a cualquier marca de café que estimes conveniente.

Como inconvenientes destaca que el café tarda en salir en estas máquinas más que en cualquier otra opción. Antes de decantarse por una u otra, se debe valorar el consumo de café habitual en casa, ya que existen cafeteras italianas para un café o para doce tazas. Dependiendo de su capacidad y de su material puedes encontrar cafeteras italianas en el mercado desde 14 euros, cuantía que puede llegar a ascender hasta los 70 euros aproximadamente.

Cafeteras francesas

Otro tipo de cafeteras que podemos encontrar en el mercado y que pueden servir a la perfección en tu casa son las conocidas como francesas o de émbolo. Consisten en un recipiente con un émbolo que incorpora un filtro dentro y que preparan el café molido.

Entre las ventajas de esta cafetera destacan que nos encontraremos ante un café bastante intenso y con cuerpo. Además, no son caras. Sin embargo, entre sus inconvenientes destaca ese periodo de preparación algo más ralentizado y la limpieza, un poco más tediosa. Por tanto, si buscas una opción ágil, no es la mejor elección. Sus precios oscilan entre los 20 y los 40 euros.

Entonces, ¿cuál es la mejor cafetera para casa? Dependerá del empleo que le vas a otorgar a la cafetera, de la paciencia y de tu preferencia a la hora de tomar café. Si quieres un remedio ágil y con un sabor notable, las cafeteras de cápsulas son muy útiles. Si vives solo o sola, y quieres disfrutar tu momento con tu café, una cafetera italiana o francesa puede ser también otra opción interesante, pero debes saber que el proceso se ralentizará algo más que con las primeras.

*En estos artículos encontrarás productos y servicios que se pueden comprar a través de internet. Por cada compra que realices a través de los enlaces del texto, Descuentos Ideal recibirá una comisión.