EL MEJOR EQUIPO DE MÚSICA PARA CASA

CÓMO ELEGIR UN SISTEMA DE SONIDO PARA CASA Y QUÉ OPCIONES HAY EN EL MERCADO

Un buen equipo de sonido es algo fundamental tanto para los amante de la música como para aquellos que quieren disfrutar al máximo de sus momentos de relax delante del televisor o para quienes disfrutan ser un anfitrión de fiestas. Y es que la música, según reza el refranero español, logra “amansar a las fieras”. Lo cierto es que a día de hoy existen un sinfín de modelos en el mercado y eso hace que sea complicado elegir un sistema de sonido para casa. Hoy te explicaremos qué debes tener en cuenta a la hora de elegir el equipo más adecuado y las diversas opciones que existen, con sus ventajas e inconvenientes.

Lo primero que debes saber que no es necesario disponer de un equipo de música profesional para disfrutar de un audio de calidad. Existen una gran cantidad de altavoces que lejos de ofrecer una fidelidad extrema de sonido, cumplen las expectativas de muchos. Todo depende del uso que queramos darle al equipo. Un sistema de audio para casa tiene, o mejor dicho, debe ser compatible con una Smart TV, dispositivos smartphones o IOs u otros dispositivos.

La calidad del sonido es fundamental. Pero hay otra serie de términos en los que debes fijarte a la hora de comprar unos altavoces:

  • Potencia: esta cifra nos indica el volumen máximo que puede alcanzar el altavoz. En muchos casos más potencia no implica más calidad de sonido, ya que esta queda determinada por los componentes del altavoz. Se mide en vatios.
  • Rango de kHz: que determinará si puede reproducir bajos profundos o altos definidos.
  • Distorsión: este aspecto se conoce comúnmente como ruido. Es la diferencia de calidad de sonido de entrada (desde un dispositivo) que se produce en la salida.
  • Respuesta en frecuencia: está compuesto normalmente por dos cifras e indican las frecuencias mínimas y máximas que son capaces de reproducir un altavoz.
  • Impedancia: se trata de la resistencia que ofrecen al paso de la corriente eléctrica. Esta debe ser siempre igual o superior a la que ofrece el amplificador.
  • Conectividad: hay muchas formas de conectar con una altavoz, bluetooth, usb, HDMI, Wi-Fi… Antes de hacer la compra conviene pensar cómo vamos a enviar el contenido a nuestro sistema de sonido. ¿Por qué? Porque cuantas más opciones tenga el altavoz, más caro será.

Además, debes valorar la movilidad de tu equipo de sonido. Si pretendes dejarlo en una habitación en concreto, puedes optar por alguno de mayor dimensión que se conecte a la red. Si tu intención es transportarlo a otras habitaciones, como por ejemplo cocina o un patio, te pueden interesar más los altavoces bluetooth. En cualquier caso, antes de comprarlo asegúrate de la compatibilidad con el dispositivo que vayas a utilizar como fuente.

El hilo musical en casa: todo un clásico

Probablemente sea el equipo de sonido más exquisito para un hogar. Es una red de altavoces que se distribuyen por toda la casa y que se mantienen conectados a un aparato de control central. Suelen ser altavoces más o menos discretos que se reparten por las distintas habitaciones donde se desea contar con un equipo de sonido..

La principal ventaja de disponer de un hilo musical en casa es que podrás escuchar música en todas las instalaciones de la casa. Podrás escuchar tu canción favorita o a tu grupo favorito mientras cocinas en casa o aprovechas para una cena.

Otra de las ventajas es que con el hilo musical no se necesita contar con un aparato en cada sala. Como mucho hará falta un modulador para regular el volumen del sonido. Los modelos más modernos, permiten subir y bajar el volumen con comandos de voz gracias a contar con asistentes virtuales como Alexa o Google Home.

El principal inconveniente del hilo musical es su instalación. Para conseguir que el hilo musical funcione correctamente se debe hacer una especie de reforma en casa, con el coste que esto supone. A no ser que seas extremadamente manitas, nuestro consejo es que cuentes con experto que te haga la instalación. Un momento perfecto para pensarse en poner este sistema de audio en casa es mientras se plantea una reforma integral o se construye una nueva vivienda.

Equipo de música y altavoces

Son más sencillos de adquirir y de instalar. Si optas por un sistema bueno, puede ser más caro que comprar los componentes del hilo musical, pero no de la reforma o la instalación que este necesita. En el mercado existe una gran cantidad de opciones disponibles, desde las más básicas a las que se consideran de estudio.

La clave del equipo de música está sin duda en sus altavoces. La elección de unos u otros dependerá de varios factores como el espacio del que dispongamos, la calidad de sonido que busquemos, el uso que le vayamos a dar… Entre los más demandados están los altavoces de pie, de estanteria, satélite, subwoofers, barras de sonido, inteligentes (…).

Altavoces de pie y estantería

Son altavoces que se ubican sobre el suelo. Los también conocidos como ‘torres de sonido’ suelen disponer de mandos básicos con los que subir y bajar el volumen, pausar una canción, pasar o retroceder a un tema concreto. Una de las grandes ventajas es su gran calidad del sonido. Este se considera como uno de los mejores sistemas para escuchar música en casa. Uno de sus principales inconvenientes es su difícil traslado. Si se busca un equipo con cierta movilidad, debes plantearte si esta es la opción más indicada.

Los altavoces de pie pueden encontrarse hoy en el mercado en un amplio baremo de precios. El precio de un modelo medianamente bueno empieza a partir de 90 euros y pueden llegar a costar miles de euros según de las prestaciones que busquen.

Por otro lado, encontramos los altavoces de estantería. Estos se colocan encima de los muebles de casa. Suelen incorporar un woofer principal que le otorga gran calidad de sonido, aunque quizá esta sea un poco inferior a los de un altavoz de pie. Se recomienda complementar este sistema de sonido con un subwoofer para apreciar más los matices del sonido. Ver una película con ese equipo puede convertirse en una experiencia muy especial.

Es muy fácil encontrar un hueco a estos altavoces, pero no fáciles de transportar de un sitio a otro ya que requiere de un complejo sistema de cableado. Las estanterías de sonido se pueden usar para generar un sistema de sonido envolvente. Existe una gran variedad de precios, que parten desde los 100 euros aproximadamente. Aunque como en todos los casos, cuanta más calidad se busque, más caro será.

Altavoces satélite, subwoofer y barras de sonido

Entre otras opciones para configurar un sistema de sonido de calidad en casa están los altavoces satélite, los subwoofer o las barras de sonido. Los altavoces tipo satélite son más pequeños que los de estantería y suelen disponer de un woofer de cuatro pulgadas. Caben perfectamente en soportes pequeños o se pueden colocar directamente en la pared. Son una de las opciones más recomendadas para conseguir un sistema de sonido envolvente en salas pequeñas o si quieres que no se vean mucho y formen parte de la decoración de tu casa.

Uno de sus principales desventajas es la poca calidad de los graves. Para solventar este problema, se suelen acompañar con altavoces como los de estantería. Su instalación es un poco compleja, sobre todo si se quiere esconder el cableado y no dejarlo a la vista. Son perfectos para montar cine en casa, pero no quizá tanto para música. En el mercado encontramos opciones a partir de 50 euros.

En lo que respecta a los subwoofers, estos son componente ideal para cualquier sistema de ‘home cinema’ o cine en casa. Normalmente, estos altavoces incluyen un abocina con forma de caja, un puerto de graves y la amplificación integrada. Para que funcionen bien, tan solo requieren una señal de sonido desde un amplificador. Una de sus principales ventajas es la calidad con la que puede reproducir música y cine. El mayor inconveniente, por señalar alguno, es que su precio es más elevado en comparación con los altavoces satélite.

Por otro lado, las barras de sonido son muy efectivas para disfrutar de cine en casa. Están diseñadas para descansar en las inmediaciones del televisor, pesan poco y tienen un tamaño relativamente pequeño. Suelen incorporar un subwoofer inalámbrico para bajos mejorados y son muy recomendables ,salvo que dispongas de espacio limitado.

Entre sus desventajas, hay que hacer hincapié en que sin un modelo que incluya altavoces satélite adicionales, será muy difícil conseguir sonido envolvente completo. Los modelos económicos tampoco suelen ser muy recomendables para escuchar música. Puedes encontrar opciones a partir 90 euros y otras que superan los 1.000 euros, por lo que se pueden ajustar a cualquier presupuesto.

Altavoces inteligente: el primer paso hacia una Smart home

Uno de los dispositivos más de moda en los últimos tiempos son los altavoces inteligentes. Estos se instalan en nuestro hogar y se configuran con otros terminales de la vivienda para domotizar la casa, es decir, una ‘smart home’ o casa inteligente.

Pero lo cierto es que la calidad de sonido de los altavoces inteligentes, en comparación con el resto de los expuestos en esta información es muy limitada. Son dispositivos que pueden garantizar buen sonido y son sencillos de mover. Pero su función principal es la de conectar dispositivos en el hogar o hacer búsquedas de voz. Son una opción curiosa, pero por ahora están a años luz de esos dispositivos especializados en sistemas de sonido para casa.

  • En estos artículos encontrarás productos y servicios que se pueden comprar a través de internet. Por cada compra que realices a través de los enlaces del texto, Descuentos Ideal recibirá una comisión.